Existe un residuo que se crea en nuestros músculos ante la ausencia de oxigeno que se llama lactato y que nos ayuda a funcionar y que se dispara en altas intensidades de ejercicio. Esta sustancia genera piruvato, una sustancia que nos proporciona energía, de ahí la importancia del lactato.

Cuando el piruvato no se descompone para producir energía y oxigenar los músculos se convierte en lactato. La acumulación de lactato puede provocar problemas de contracción y fatiga muscular, que se presenta como una sensación de quemazón, sin embargo nos proporciona un extra de energía que nos permite incrementar la intensidad o continuar con nuestro ejercicio.

¿QUÉ SUCEDE SI TE ACOSTUMBRAS A ELEVADAS INTENSIDADES?

Al entrenar a altas intensidades conseguimos fibras rápidas que tienen poca capacidad de convertir el piruvato en energía aeróbica, por ello cuando hacemos ejercicio a intensidades elevadas de forma regular ganamos una mayor resistencia. Nuestro cuerpo mueve el lactato de un músculo a otro para obtener más cantidad de energía. Además muchas células se adaptan para poder usar y descomponer más cantidad de piruvato, haciendo así que no tengamos acumulaciones de lactato y evitando la sensación de quemazón.

El LACTATO, TU AMIGO EN ALTAS INTENSIDADES

El lactato ni es un “desecho” ni es el culpable de la fatiga en altas intensidades. De hecho todo lo contrario, el lactato nos ayuda a seguir haciendo ejercicio ya que se convierte en una fuente de energía al renovarse en el hígado mediante el ciclo de Cori.

El lactato nos brinda una serie de beneficios como son:

  • La mejora de la fuerza muscular durante ejercicios intensos y duraderos.
  • El mantenimiento de la excitabilidad celular.
  • En su acción sobre la conductancia del canal de potasio dependiente de ATP (molécula que proporciona energía en las reacciones químicas).
  • El sostenimiento de la glucólisis (vía metabólica encargada de oxidar la glucosa con la finalidad de obtener energía para la célula).
  • En su efecto parcial como tamponador de radicales ácidos.
  • En su papel como cebador del ritmo de trabajo de la fosforilación oxidativa en la mitocondria.
Antonio Brown Womens Jersey