Cada persona es un mundo. hay personas que comen todo lo quieren y no engordan, hay quienes acumulan grasa en el abdomen, otros en la cadera, etc. Como hemos dicho, cada persona es un mundo por eso lo mejor es no obsesionarse con adelgazar y llevar una vida sana aceptándonos tal y como somos. 

 

 

Sea como sea si lo que quieres es adelgazar aquí tienes diez recomendaciones para hacerlo de forma eficaz y saludable.

 

 

 

QUE ENTRE MENOS DE LO QUE SALE

 

Lo que necesitamos para empezar a adelgazar es un balance negativo entre calorías ingeridas y quemadas. La forma de lograrlo es con dietas de 850 a 1.450 calorías por día. Este es un factor clave para adelgazar, sin embargo no dejes de comer, la ingesta de calorías no tiene porque ir ligada a la cantidad de comida que ingieres.

 

 

PLAN DE NUTRICIÓN

 

La dieta que debemos seguir para adelgazar debe ser muy variada y con muchos alimentos frescos. Tenemos que evitar las grasas transgénicas además hay que saber que si comemos proteínas junto con carbohidratos conseguiremos suavizar la reacción de nuestro metabolismo a los azúcares.

 

 

CARBOHIDRATOS + HIDRATACIÓN

 

Durante el entrenamiento hay que mantener los niveles de glucosa en sangre para mantener el rendimiento, para ello es bueno ingerir frutas, verduras o cereales de forma moderada y controlando la hidratación. Puestos a tomar estos alimentos es mejor hacerlo una hora y media antes de realizar el ejercicio.

 

 

CONSTANCIA PARA CORRER 45 MINUTOS COMO MÍNIMO

 

A partir de los 45 minutos de ejercicio aeróbico el cuerpo empieza a recurrir a las grasas acumuladas, por ello correr más de 45 minutos es fundamental para perder peso y reducir las grasas almacenadas.

 

 

ENTIENDE TU FRECUENCIA CARDÍACA

 

Es recomendable hacer ejercicio con intensidades bajas, entre 55% y 60%, sin embargo, para quemar grasas es mejor hacer ejercicio entre 70% y 85 % de nuestra capacidad máxima. Las pulsaciones dependen de cada uno.

 

 

COMBINAR EL EJERCICIO AERÓBICO CON FORTALECIMIENTO Y DESCANSO.

 

Combinar estos tipos de entrenamiento produce menos gasto calórico durante el ejercicio, pero provoca que sigas quemando grasa al acabar el ejercicio, conseguimos una transferencia positiva ya que cuando aumentamos nuestra masa muscular, crece también el número de calorías que quemamos a lo largo de todo el día, incluso durante los momentos en los que estamos en reposo.

 

 

NO TE OBSESIONES CON LA VELOCIDAD

 

Perder peso corriendo es un trabajo constante que requiere paciencia y dedicación. No hay que obsesionarse con la velocidad sino con hacerlo bien para ir progresando poco a poco.

 

 

VARÍA EL ENTRENAMIENTO

 

Un entrenamiento variado hará que sea menos aburrido y además nos ayuda a quemar más colarías. Los cambios de ritmo y diferentes disciplinas nos ayudan a hacen un ejercicio más completo, saludable y que nos ayuda a conseguir la pérdida de peso.

 

Combinar el running con otras disciplinas como ciclismo, natación o senderismo mejorará tu condición física cardiovascular, ayudándote a quemar un extra de calorías sin sobrecargar tanto tus tendones y articulaciones.

 

 

DESCANSA

 

A la hora de entrenar el cuerpo sufre y se desgasta, por eso es imprescindible descansar correctamente.

 

Cuando trabajamos fuerza y resistencia muscular el descanso debe de ser entre 2 y 3 días, dependiendo de la intensidad y desgaste del ejercicio.

 

 

 

Antonio Brown Womens Jersey